Inicio » Proyectos » La fórmula del SEO: ROL

La fórmula del SEO: ROL

El SEO es una disciplina que tiene como objetivo posicionar páginas web pero a la vez haciéndolo con el mayor ROI posible (retorno contra inversión).  Para conseguirlo debemos tener en cuanta cientos de factores y podemos realizar cientos de posibles acciones. Estas acciones, a su vez, dependen de otros factores (tipo de página, competencia, mercado, etc) y no siempre dan el mismo resultado.

Por todo esto casi siempre hablo de estrategias y no solo de acciones aisladas, pues solo cuando tenemos en cuenta todas las acciones de forma simultánea es cuando obtenemos el máximo retorno.

Cuando empezamos un proyecto nuevo, o nos encargan realizar el SEO de uno ya existente, tenemos por tanto delante de nosotros decenas de posibles acciones, cientos de factores y miles de posibles estrategias. Y aquí llega el problema: ¿Por dónde empiezo?, ¿qué mejoro?, ¿qué necesita esta web?

Proyecto en el que aplicamos P = ROL en junio de 2016 y que explicaremos en otro post.

Proyecto en el que aplicamos P = ROL en junio de 2016 y que explicaremos en otro post.

Seguramente si somos buenos SEO sabremos hacer acciones y mejorar el posicionamiento. Tal vez invirtamos varias horas en SEO onpage y otras tantas en mejorar contenidos, puede que hagamos alguna acción para conseguir respuesta de usuario, o que busquemos y consigamos algunos enlaces. Seguramente todo esto sume, pero ¿estamos consiguiendo el óptimo? ¿Podríamos haber invertido nuestro tiempo y dinero de otra forma y obtener más beneficios?

Pues bien, el post de hoy trata de eso.

Quiero proponer una fórmula que nos sirva de referencia para analizar un proyecto web (nuevo o antiguo) y definir una estrategia que nos proporcione un retorno óptimo.

Nosotros la usamos sistemáticamente y nos funciona tan bien que me he atrevido a llamarla La Fórmula del SEO.

Como muchas de las cosas que explico en este blog, como la respuesta de usuario, el concepto es tan sencillo que parece incluso básico pero la diferencia entre analizar un proyecto con ella o sin ella, se nota y mucho.

También he querido publicar este post porque lo utilizaré como punto de partida para varios artículos que sacaré este año en los que analizo varios proyectos propios y en los que me baso en esta fórmula.

Aunque creo que sobra decirlo, por si acaso hay algún lector muy estricto, diré que obviamente no voy a decir la fórmula exacta del SEO. Lo más parecido que existe a eso es un algoritmo muy complejo en los ordenadores de Google (y demás motores). Lo que ofrezco, eso sí, es una aproximación que considero suficientemente útil como para llamarla así.

Empecemos:

Los 3 pilares del SEO

Como ya sabéis, siempre intento clasificar y ordenar los conceptos y acciones SEO para poder aplicarlas de forma más clara. La forma que veo más útil es a través de estos 3 pilares: respuesta de usuario, seo onpage y link building. Estos pilares son la base de la estructura del blog y serán también la base de la fórmula ROL:

  • SEO onpage: Son (casi) todos los aspectos que tienen relación con nuestra propia página, tanto de contenido, como estructurales o técnicos.
  • Link building: Es la obtención por cualquier medio de enlaces externos apuntando a tu portal. Estrictamente la comunidad SEO no incluye aquí los enlaces naturales o el link baiting, pero por simplificar llamaremos link building a “conseguir enlaces”.
  • Respuesta de usuario: Son aquellos aspectos que Google utiliza para medir la satisfacción de un usuario ante un contenido.

Cualquier aspecto del SEO encaja dentro de algunos de estos 3 pilares (si crees que alguno no encaja, lo podemos discutir en los comentarios). Algunos factores interfieren en varios de estos pilares, como por ejemplo:

  • La etiqueta <title>: Es un aspecto claro de SEO onpage, pero influye en el CTR que tendrás en Google y eso es respuesta de usuario.
  • Un enlace es link building, pero sí este enlace genera tráfico de calidad puede aumentar tu respuesta de usuario.

¿Qué aspectos podríamos englobar en cada pilar?

Esta pregunta está mucho mejor respondida en los diferentes bloques del blog. Sin embargo, para tener una referencia rápida en este artículo, indicaré algunos:

  • SEO onpage: Title, meta description, URL, dominio, h1, h2, enlazado interno, enlaces salientes, alt y title de imágenes, web responsive o adaptativa, velocidad de carga, canonicals, etiqueta robots, errores HTML, enlaces rotos, sitemap… Tienes más información en este post sobre factores del SEO onpage.
  • Link building: Naturalidad de los enlaces, variedad de anchor texts, variedad de destinos, tiempos, contexto, bucles y reciprocidad, IPs, valor de los enlaces, distancia a portada, enlaces con tráfico, disavow, reforzar tus enlaces… Tienes más información en este post sobre factores del linkbuilding.
  • Respuesta de usuario: CTR, porcentaje de rebote, tiempo de permanencia, visitas recurrentes, tráfico de marca…

La fórmula del SEO

Y llegamos al momento de la toma de decisión. Tenemos ciertas horas, recursos o dinero, ¿qué hacemos?, ¿qué priorizamos de entre cientos de factores? Pues bien, la respuesta es:

Debemos equilibrar estos 3 pilares (respuesta de usuario, seo onpage y link building). El óptimo se alcanzará cuando ninguno de estos 3 flojee, ni ninguno destaque.

Esta referencia resuelve problemas como “le pongo enlaces pero no subo”, “añado artículos pero sirve para nada”, “no he hecho nada en 6 meses y ha subido sola”, “he puesto enlaces en 2 portales y solo ha subido 1” y así con un largo etcétera. En una mayoría de veces la respuesta está en esta fórmula.

Todo esto lo veréis mucho más claro con los posts con ejemplos, pero por ahora os podéis quedar con que debéis analizar un proyecto a través de estos 3 pilares, buscar cuál es el más débil y potenciarlo.

Si potenciamos un pilar muy por encima de los otros 2, se mejorará el posicionamiento, pero en menor medida que si potenciamos los más débiles.

¿Y cómo se plasma todo esto en una fórmula? Veámoslo:

La fórmula ROL

Usaremos las siguientes variables:

  • P = posicionamiento
  • R = respuesta de usuario
  • O = SEO onpage
  • L = link building

Y vamos a suponer que podemos asignar valores a cada variable. Si estamos diciendo que el posicionamiento es la combinación de estos 3 factores, una posible fórmula sería P = R + O + L. Si conseguimos 10 puntos en cada variable, tendríamos:

P = R + O + L = 10 + 10 + 10 = 30

Pero si tuviésemos nula respuesta de usuario (1) y mayor link building (19), obtendríamos el mismo valor:

P = R + O + L = 1 + 10 + 19 = 30

Pues bien, esto no es lo que ocurre. La aproximación correcta es la multiplicación (signo *):

P = R * O * L

De esta forma, si tenemos “30 puntos”, por decir algo, el óptimo se alcanza cuando cada variable tiene un valor de 10.

P = R * O * L = 10 * 10 * 10 = 1000

Si reducimos uno para subir otro, perdemos posicionamiento. Ejemplo:

P = R * O * L = 1 * 10 * 19 = 190

O peor aún:

P = R * O * L = 1 * 1 * 28 = 28

Como se puede ver en estos casos, cuanto más equilibremos los 3 pilares, más rendimiento sacaremos a nuestro esfuerzo. Y como he dicho antes, a pesar de su sencilla apariencia, tiene unas implicaciones y utilidades realmente importantes.

La fórmula se podría complicar si quisiéramos, añadiendo operadores logarítmicos y coeficientes para hacerla más parecida a otras que se utilizan en el SEO, como las fórmulas de fuerza (DA, PR, CF, etc), pero creo que no aportaría ninguna utilidad, por lo que prefiero dejarla así de sencilla.

Consecuencias

Hay un sinfín de situaciones en las que no entendemos lo que ocurre. Cuando esto ocurre, prueba a aplicar la fórmula:

  • “Le pongo enlaces y no mejoro”: Es posible que tengas una respuesta de usuario muy inferior a tu fuerza de link building.
  • “Le meto contenido y el tráfico orgánico se mantiene”: Puede que tengas el SEO onpage muy alto y necesitas más link building o más respuesta de usuario. Para este caso concreto, incluso hice un post.
  • “Le puse un enlace y subí al instante”: Tendrías respuesta de usuario general o en esa sección y el onpage correcto. Te faltaría equilibrar el link building y lo hiciste.
  • “Revisé metas y enlazado interno y subí”: Tendrías bien la respuesta de usuario y el link building, pero cojearías de onpage.
  • “No hice nada en 6 meses y de repente subió mi web”: Tal vez poco a poco tu web empezó a gustar y ganaste respuesta de usuario, que era lo que te faltaba.

Y así podríamos seguir con una infinidad de casos. Obviamente no es todo 100% así de simple. Por ejemplo, en el último ejemplo también pudo haber un cambio en Google y salir tú reforzado, o tu competencia puede haber sido penalizada, pero como referencia inicial sí que recomiendo tener presente esta fórmula.

Un caso que he observado y que quiero subrayar es cuando haces excesivo link building mientras tienes cojos 1 o 2 de los otros pilares. ¿Qué ocurre ahí? En esas situaciones sueles subir poco o nada, y tienes la impresión de que esos enlaces no sirven para nada. Sin embargo, esa fuerza está ahí, haciendo poco efecto, pero está ahí. Si consigues subir los otros pilares, no solo subirás por respuesta de usuario y SEO onpage, sino que los enlaces ya aportarán su máximo valor y tu subida será mayor.

Conclusión

En próximos posts analizaremos varios proyectos y veremos como la fórmula ROL nos sirve de guía para hacerlo. Veremos cómo el hecho de aplicarla nos incrementa de manera considerable el ROI. Mientras tanto, quédate con la siguiente conclusión:

Tanto si analizas un proyecto existente, como si empiezas uno nuevo, ten presente los 3 pilares del SEO y busca equilibrarlos para maximizar la fórmula P = R*O*L.

4.5/5 (67 votos)
Suscríbete a Seo Azul
Recibe en tu correo todos los contenidos que publicamos en el blog, y los que no publicamos. Sin spam, por supuesto.
Servicios profesionales