Inicio » Link Building » Distancia entre dominios para el link building

Distancia entre dominios para el link building

spyontheweb.com

Cuando se realiza link building todo el mundo tiene claro que lo ideal es conseguir enlaces desde fuentes diversas y dispersas. A menudo esta diversificación se limita únicamente a variar las IPs o las clases C. Esta estrategia está lejos de ser óptima y sobre este aspecto trata este post.

Diversidad de enlaces en el link building

En el post de introducción al link building ya comenté que el principio básico del link building es la naturalidad. Si no seguimos este principio estaríamos asumiendo riesgos que pueden acarrear penalizaciones o pérdida de fuerza de nuestros enlaces.

Dentro de esta naturalidad, la diversidad en el origen de nuestros enlaces es uno de los aspectos más importantes, pues resulta razonable pensar que un link building realmente natural tendría enlaces desde páginas de todo tipo, con o sin relaciones entre ellas. Por el contrario un link building artificial (mal hecho) tendría solo enlaces desde 1 o 2 redes.

Queda claro por tanto que debemos buscar la diversidad, pero para poder conseguirla debemos entender qué parámetros hacen que 2 enlaces, o 2 dominios, puedan considerarse como próximos entre sí.

Distancia entre dominios

Aunque no podemos saber con exactitud cómo lo mide, entiendo que Google utiliza algún algoritmo que mide cuán relacionados están 2 dominios entre sí. Suelo usar la palabra distancia para definir el grado de proximidad entre 2 dominios o páginas.

Esta distancia se basa en varios factores.

Cuanto más variemos todos estos factores, más potente será nuestro link building y menor riesgo acarreará.

Estos factores pueden ser de muchos tipos y algunos desconocidos, pues no sabemos cómo Google procesa toda la información de la que dispone, pero lo que está claro es que cualquier indicio que pueda hacer que nosotros, como humanos, sepamos que 2 enlaces están relacionados, permitirá a Google sacar la misma conclusión o incluso una mejor.

Estos serían algunos de los factores más obvios:

IP

La IP es la dirección virtual de tu página. Es el más evidente y el motivo por el que muchos SEO solicitan siempre variedad de IPs cuando contratan hosting.

Clase C

2 IPs de la misma clase C suelen estar muy relacionadas. Casi siempre corresponden a la misma empresa de hosting, y a menudo al mismo cliente. Lo ideal es que las IPs estén a su vez lo más alejadas posible, y en concreto que tengan distinta clase C. Si además tienen distinta clase B y A, aún mejor.

Códigos Analytics

Es otra manera que tiene Google de saber que 2 páginas tienen relación y una forma de identificar una red.

En teoría cualquier código de seguimiento compartido podría indicar a Google cierta relación entre páginas, aunque esto ya es una mera suposición.

Google Adsense

Lo mismo. Es otra forma clásica de identificar redes.

Whois (datos públicos del dominio)

Son los datos públicos del registrante del dominio y otra forma de relacionar páginas. Por eso en muchos tutoriales sobre creación de PBNs se aconseja crear la PBN con Whois variados.

Patrones comunes

De nuevo a forma de suposición, no soy el único que piensa que un porcentaje elevado de enlaces que provienen de páginas “iguales” o “parecidas” resulta sospechoso. Por ejemplo, si de 20 enlaces que tenemos, 18 son desde WordPress con la misma plantilla, es posible que se interprete como sospechoso por parte de Google. Similar situación se daría con páginas con la misma estructura HTML o que replique cualquier otro patrón.

Mi recomendación es intentar que las páginas que nos enlacen no compartan patrones así. De nuevo esto se aplica a las PBN. Si las hacemos todas “iguales” nos saldrá más barato pero será más llamativo.

Dominios enlazados

Un enlace entre 2 dominios puede indicar cierta relación entre ellos. Si recibes 2 enlaces desde 2 dominios enlazados entre sí, es menos natural que si no lo están.

De nuevo este caso aislado supone poco riesgo, pero si tu patrón de enlaces entrantes se basa en dominios muy enlazados entre sí, sería otra pista de que tu link building no es natural.

Patrones de enlaces

Si varios dominios, a priori distantes entre sí, te enlazan y tienen un patrón de enlaces muy similar, puede ser un indicador de cercanía. Es decir, si varios dominios tienen (casi) los mismos enlaces entrantes, es un indicio de cercanía. Si todos te enlazan, no parece un patrón natural.

Esto se entiende mejor si hablamos de distancia entre redes.

Distancia entre redes

Una vez Google identifica una red como un conjunto de páginas próximas, es decir, con patrones comunes, es capaz de establecer distancias entre redes.

De igual forma que el origen de los enlaces de un dominio debe ser variado, el origen de los enlaces de toda una red debe serlo también.

Como ejemplo podríamos pensar en una red de 100 páginas. La primera de ellas la potenciamos con éxito con 20 enlaces de 20 dominios distantes entre sí. Pero las otras 99 páginas usamos enlaces de esos mismos dominios. La primera página puede que se posicione mejor, pero el resto (o puede que toda la red) estará bajo sospecha, pues no es nada natural que las 100 páginas de una red reciban links de los mismos dominios. Tal vez no suponga una penalización directa pero sí una pérdida de fuerza con respecto a haber conseguido esos links de forma más natural.

Por tanto, si queremos posicionar una red entera debemos intentar diseñar nuestro link building a nivel de red, buscando la naturalidad a nivel de red.

Esta afirmación la tengo más que probada y no es únicamente una intuición. Tiene las siguientes implicaciones:

Enlaces entre redes

El caso típico es de los 2 amigos/conocidos cada uno con una red independiente. Un enlace de una red a otra es perfectamente natural, pero muchos ya no. Aunque cada página por separado no tenga relación alguna, en el momento las 2 redes se enlazan de forma masiva, se establece un patrón sospechoso.

Un caso extremo serían 2 redes (A y B) de 20 dominios cada uno, 10 dominios de A enlazan a 10 de B, y viceversa. Aunque no hay reciprocidad a nivel de dominio, sí lo hay a nivel de red.

Esto en pequeñas dosis es correcto y prácticamente inocuo, pero si se abusa supone un riesgo, que es menor que la reciprocidad directa entre dominios, pero que es mejor evitar.

¿Qué estrategia seguir?

Lo primero que quiero subrayar es que 2 dominios no son o próximos o lejanos, sino que hay grados intermedios y en función de la distancia se deben tomar más precauciones o menos.

También hay que recordar que la falta de naturalidad no conlleva directamente una penalización. A menudo (en White Hat) solo implica una pérdida o anulación de la fuerza de dichos enlaces. Son muchas las redes que se enlazan desde el footer sin sufrir penalizaciones.

La distancia entre 2 enlaces debe tomarse como una métrica dentro del link building. Es muy difícil conseguir enlaces con ninguna relación, por lo que:

La estrategia no debe consistir en descartar enlaces ante el más mínimo indicio de proximidad, sino que simplemente buscar conseguir enlaces con la máxima distancia entre ellos.

En concreto, debemos darle un valor extra a un enlace si viene “limpio”, es decir, sin ninguna relación con el resto de enlaces que tenemos. Y como ya he dicho varias veces, nos podremos permitir más riesgo si tenemos una alta respuesta de usuario.

Spyontheweb

Existen muchas herramientas para identificar redes y proximidad entre dominios. Yo recomiendo spyonweb.com, con la que podréis conocer las páginas que comparten algún parámetro con una web: IP, Google Analytics, Google Adsense, etc.

Conclusión

  • Incluye la distancia entre enlaces como métrica en tu estrategia de link building.
  • Dale prioridad a enlaces no relacionados entre sí, buscando la máxima distancia entre ellos.
  • No abuses de enlaces o redes próximas.

Extra

En unos días se acaba el concurso de hosting de Raiola. Todavía puedes apuntarte en los comentarios del post.

 

4.7/5 (15 votos)
Suscríbete a Seo Azul
Recibe en tu correo todos los contenidos que publicamos en el blog, y los que no publicamos. Sin spam, por supuesto.
Servicios profesionales